Formulari de contacte

Entender el posicionamiento natural (SEO)


Desde el momento en que los buscadores de Internet pasaron a ser el centro de la vida de las personas en la red, para cualquier propietario o administrador de una página Web se hizo necesario conseguir la máxima visibilidad posible en los resultados de las búsquedas. Es evidente que aparecer en las primeras posiciones de cualquier buscador supone un aumento de las visitas, por lo que cualquier técnica que nos ayude en este objetivo será bienvenida, y más teniendo en cuenta la complejidad de los buscadores Web actuales.


Por este motivo apareció el término SEO o Search Engine Optimization, que sirve para englobar todas aquellas técnicas que sirvan para subir posiciones en los resultados de los buscadores, intentando aprovechar el funcionamiento conocido de los mismos. Dichas técnicas fueron muy populares durante varios años a medida que el funcionamiento de los buscadores se hacía más complejo, y sirvieron a muchos administradores Web para obtener un gran número de visitas extra, muchas veces de forma irregular. Pero en este artículo vamos a ver el motivo por el que cada vez es más difícil aplicar con éxito estas técnicas y hasta qué punto nos pueden beneficiar o perjudicar.



Aparecer el primero en Google


Ante todo veamos cómo funciona un buscador de Internet, tomando como ejemplo al más importante de todos (Google), pero sabiendo que todo lo que expliquemos en relación a su funcionamiento sirve también para el resto de buscadores.


Lo primero que debemos saber es que Google usa un modelo de negocio basado en la publicidad, que consiste en cobrar a los anunciantes por salir en las primeras posiciones de su buscador cuando un visitante realiza una búsqueda. Cada anunciante (el propietario de una Web) opta por una serie de palabras clave y el buscador le cobrará por cada clic que realicen los visitantes. No es difícil ver que el primer interesado en evitar cualquier alteración antinatural de los resultados de búsqueda es el propio buscador, ya que si algún administrador de una página Web es capaz de conseguir de forma gratuita el mismo resultado que el buscador ofrece pagando, el negocio del buscador se verá resentido. Así pues, hay que tener muy claro que a un buscador como Google no le interesa que se puedan realizar determinadas técnicas para alterar el resultado de sus búsquedas. De hecho, lo que hemos estado viendo los últimos años es que cada nueva versión de los algoritmos de Google hacía más difícil el hecho de aplicar técnicas SEO con resultados reales.



¿Entonces el SEO no funciona?


La respuesta a esta pregunta depende de las expectativas que depositemos en el posicionamiento natural de nuestra Web o aplicación Web. Si esperamos conseguir que nuestra Web aparezca de forma instantánea en la primera posición para todas las búsquedas relacionadas con su contenido, la respuesta es un rotundo NO. Si por otro lado queremos facilitar a los buscadores (Google) la tarea de encontrar nuestros contenidos, sabiendo que nada nos garantiza que determinadas palabras clave nos muestren en las primeras posiciones, la respuesta es SÍ. Además deberemos ser muy pacientes ya que los buscadores se mueven lentamente, y por norma general las webs nuevas no tienen un buen posicionamiento. Se debe esperar meses (o incluso años) para que una web tenga una buena reputación y empiece a mostrarse en posiciones interesantes, a no ser que por algún motivo dicha web tenga un éxito explosivo entre los internautas o unos contenidos muy interesantes. Por norma general, el posicionamiento natural es muy lento y la mejor regla que se puede seguir es la siguiente: Evitar trucos milagrosos. Realizar nuestra web pensando en sus visitantes y no en los buscadores web, incluyendo contenidos interesantes para que su popularidad aumente. No debemos obsesionarnos con cambios a nivel técnico y modificaciones de código (a no ser que haya problemas graves) y centrarnos en la información que estamos ofreciendo. Si seguimos esta simple regla, no tendremos que gastar grandes cantidades de dinero en servicios SEO de dudosa fiabilidad ni tendremos sustos.



Conclusión


Es importante tener claro que el posicionamiento de una Web en los resultados de los buscadores actualmente depende de muchísimos factores y la mayor parte está fuera de nuestro alcance. El punto más importante en el que nosotros podemos influir para mejorar nuestros resultados en las búsquedas es ofrecer un contenido interesante para los usuarios y ser pacientes para que los buscadores detecten un interés o popularidad que aumente nuestra reputación de forma gradual. Evitar soluciones milagrosas, puesto que en el terreno del posicionamiento Web los únicos que conocen las respuestas son los interesados en que no se sepan: Los buscadores.



< Volver
Twitter Delicious Digg Facebook
inicio servicios portafolio noticias nosotros contacto
Diseño Web Barcelona. un producto de Edertone Advanced Solutions

page generated in: 0.0127s