Formulari de contacte

¿Qué opciones tengo para alojar mi proyecto Web?


Siempre que se planifica el desarrollo de un proyecto Web es importante considerar los recursos que van a ser necesarios para mantenerlo en funcionamiento, de forma que se pueda garantizar un servicio fiable e ininterrumpido para los visitantes. De todos es sabido que el tiempo de respuesta y velocidad son tan importantes como dotar al proyecto de contenidos y funcionalidades interesantes, puesto que un proyecto Web que funciona con fluidez resulta mucho más atractivo y ayuda a conseguir que los usuarios lo visiten con frecuencia. Teniendo esto en cuenta, veamos qué opciones tenemos para cumplir estos objetivos:



1. Alojamiento Web


Se trata de la opción más básica con la que podemos contar cuando nuestro proyecto tiene unos requerimientos moderados, tanto en tiempo de respuesta como en espacio de almacenamiento y necesidades de procesamiento. Un alojamiento Web nos permite usar una pequeña porción de los recursos de un servidor para hacer funcionar nuestro proyecto, con lo que reducimos considerablemente los costes de tenerlo en funcionamiento. Por norma general, esta solución es ideal para proyectos de tamaño medio / bajo, en que las previsiones de tráfico y espacio de disco son moderadas. Como punto negativo podemos citar el hecho de que un alojamiento Web compartido no permite modificar la configuración del servidor para bases de datos, lenguajes de programación o ejecución de aplicaciones.



2. Servidor virtual (VPS)


El uso de tecnologías basadas en virtualización de CPU permite ejecutar diferentes instancias de uno o más sistemas operativos en una misma máquina real. Esto nos da libertad total para disponer de un servidor, con su sistema operativo propio y configurable hasta el mínimo detalle, sin interferir con los otros usuarios de la máquina física. Esta opción es perfecta cuando queremos alojar aplicaciones complejas que requieran configuraciones a medida para el uso de bases de datos o funciones avanzadas del servidor. Además, al no ser maquinas físicas reales, podemos aumentar o reducir fácilmente los recursos disponibles tanto a nivel de CPU como de almacenamiento, sin tener que reinstalar nada y simplemente reiniciando nuestro servidor virtual. Esto nos permite adaptar nuestro consumo de recursos a las necesidades concretas de nuestro servicio o negocio, con el consiguiente ahorro de costes. Como punto negativo cabe indicar el hecho de que normalmente los servidores virtuales comparten una maquina real, con lo que su rendimiento seguramente no será tan elevado como si tuviéramos la máquina exclusivamente para nosotros. En todo caso, son una opción cada vez más atractiva para ahorrar costes y disponer de una gran potencia de hardware.



3. Servidor dedicado


Cuando nuestro proyecto requiere un alto grado de rendimiento y personalización, debemos considerar el uso de un servidor dedicado. Dicha opción nos garantiza el mejor rendimiento posible al tratarse de una maquina destinada exclusivamente a nuestro proyecto, con un sistema operativo 100% configurable por nosotros y todos sus recursos al servicio de nuestra aplicación. Incluso podemos usar más de un servidor en caso de ser necesario. Las opciones de instalación son muy diversas, pudiendo usar sistemas Windows y Linux junto a diferentes paneles de control como Plesk o Cpanel. La elección dependerá de nuestras preferencias, pero actualmente el estándar a nivel de seguridad y rendimiento corresponde a la combinación de un SO Linux junto a un panel de control WHM / Cpanel. Hay que tener en cuenta que los servidores dedicados requieren un elevado nivel de conocimientos a nivel de seguridad y configuración, por lo que es necesario contar con personal altamente cualificado que realice el mantenimiento y solución de las posibles incidencias.



4. Almacenamiento cloud


Si nuestras necesidades de almacenamiento son muy elevadas y necesitamos almacenar cantidades de archivos relativas a varios terabytes, deberemos complementar el uso de un VPS o servidor dedicado con un sistema de almacenamiento que resulte fiable y permita guardar enormes cantidades de datos. En este caso, tenemos diferentes opciones como Amazon S3 o Google Cloud Storage. Estos sistemas nos permiten pagar exclusivamente por el volumen de datos consumido, con lo que podemos adaptar nuestros costes a las necesidades exactas de almacenamiento que tengamos y crecer sin preocuparnos por el límite.



Conclusión


La elección del método de alojamiento es tan importante como realizar un desarrollo impecable de nuestro proyecto. Es por ello que para proyectos serios debemos contar con profesionales altamente cualificados que nos asesoren y den soporte en nuestro objetivo de tener el 99.99% de disponibilidad y velocidad para nuestros visitantes.



En Studio Vallès tenemos años de experiencia configurando alojamientos de todo tipo para nuestros clientes, desde pequeños espacios destinados a Webs corporativas hasta Grandes servidores 100% dedicados, pasando por soluciones intermedias. Estamos especializados en la configuración de servidores Linux + Cpanel, que actualmente son el máximo referente en cuanto a calidad, seguridad y rendimiento. Nuestras operaciones pasan por la configuración, mantenimiento y control del estado de todos los alojamientos de nuestros clientes, incluyendo la realización de completas tareas de seguridad para asegurar que nada falle, así como la realización de Backups y actualizaciones. Trabajamos con los mejores datacenters del mundo, para asegurar un uptime del 99.99%.



< Volver
Twitter Delicious Digg Facebook
inicio servicios portafolio noticias nosotros contacto
Diseño Web Barcelona. un producto de Edertone Advanced Solutions

page generated in: 0.0144s